Precios, todos los años lo mismo.

Todos los años se repite la misma cantinela, los agricultores de las provincias de Almería y Granada, los horticultores se encuentran con que los precios no remontan, la producción temprana no parece rentable, por lo que comienzan con su protestas y con las reivindicaciones. Los sindicatos agrarios repiten que las causas son la competencia desleal de los productos de los países del norte de África, especialmente Marruecos, que se ven beneficiados por unos acuerdos con la Unión Europea donde el campo del sureste español es el más perjudicado, automáticamente solicitan la no comercialización de las segundas categorías, con objeto de disminuir el volumen de producto en el mercado y así provocar la subida del precio. Este año  hay un añadido, el precio de la electricidad y el de los combustibles, que indudablemente influye negativamente en la renta de los agricultores.

Pero es que esto se repite todos los años, y en el momento en el que como consecuencia de la climatología Europa deja de producir, se produce una subida de precios que automáticamente hace que las reivindicaciones desaparezcan. Y creo que los agricultores se equivocan, deben analizar detenidamente cuales son las causas que anualmente provocan esta situación, y deben preparar los mecanismos y las actuaciones que han de llevar a cabo y han de exigir a los gobiernos, especialmente a la UE, para evitar las consecuencias negativas que tiene todo ésto. También deben analizar si se trata de un problema propio, producir demasiado para la época del año en la que nos encontramos, ya sé que en la memoria de muchos de los agricultores está los grandes beneficios conseguidos en algunas campañas, pero creo que la mentalidad de estos empresarios debe cambiar, al menos para muchos de ellos, deben pensar no en dar la campanada sino en analizar los resultados a medio y largo plazo.

Están claros cuales son los problemas, por tanto negociemos y actuemos a lo largo de todo el año, para que en la campaña siguiente no nos vuelvan a acechar.

Galimatías de las oficinas electrónicas de las Administraciones.

Galimatías de las oficinas electrónicas de las Administraciones.

La pandemia ha puesto de manifiesto la gran tarea que aún queda por hacer para que los ciudadanos puedan interactuar con las Administraciones Públicas, AAPP, sin necesidad de tener un master en informática. Porque cuando uno navega a través de las páginas de los ministerios, organismos estatales, agencias, consejerías y entidades locales llega a la conclusión de que a veces es mejor «pegarse un tiro». En unos sitios se les llama Sede Electrónica, en otros Oficinas Virtuales, y en otros simplemente webs, pero lo que si ve uno es que cada cual va por su lado, no hay homogeneidad en la apariencia, en el formato, en los mapas de los sitios, en la forma de identificarse,….
Veamos por ejemplo la siguiente página de la Seguridad Social de la Administración del estado, aparecen más de treinta procedimientos posibles uno detrás de otro, sin orden alguno, para un ciudadano un auténtico caos.
O bien esta otra de la Agencia Tributaria, de la que dicen va a la ca

beza en tramitación electrónica, ojo no es fácil determinar lo que puedes hacer, a pesar de que parece algo mejor estructurada carece de una guía para «tontos» que te lleve. Amén de otras cuestiones como la forma de tramitar expedientes, que por cierto no se parece en nada a otras maneras utilizadas en la misma administración.
Pero ojo, si ahora nos centramos en la Junta de Andalucía el galimatías es aún peor, de una página general donde aparecen todas las consejerías, te lleva a otras páginas donde aparecen todos los procedimientos que esta administración puede tramitar, aunque lo de tramitar no lo entiendo, porque la mayoría son pdf’s que has de rellenar y eso sí puedes registrarlos telemáticamente si dispones por ejemplo de certificado digital, pero manma mia si te contestan puedes hacer palmas.
En definitiva, mucho han de hacer las AAPP, en principio no sería malo que todas presentasen formas parecidas de acceso, de identificación y de pasos en la tramitación. Que yo sepa la Ley de Procedimiento Administrativo es la misma, por tanto todas están sujetas a las mismas normas y principios, puede que no sean procedimientos idénticos pero crear guias para orientar al ciudadano y que pueda hacer sus trámites paso a paso no creo que sea impensable, por favor homogeneidad porque si la pandemia ha mostrado todas las flaquezas de las AAPP el hecho de percibir que es imposible trabajar con ellas es algo que no nos merecemos los ciudadanos, a veces hemos de tirar la toalla porque chocamos con un muro imposible de escalar. Y que yo sepa la administración está para dar servicio público.

A la Administración le cuesta volver a la normalidad.

Si la pandemia fue una espina en la base de la administración, ahora cuando parece que se acerca la normalidad sigue sin aparecer. De todas las administraciones tan solo la educativa mostró su capacidad, las escuelas e institutos estuvieron al pie del cañón, inventaron medios y se adaptaron para ofrecer una enseñanza de calidad. Sin embargo, a las demás se les vio el plumero, la sanitaria dio la cara especialmente en los hospitales con las UCI’s y las plantas dedicadas al Covid, el resto se agazapó tras las batas, las consultas eran telefónicas, las operaciones se posponían, los diagnósticos no se realizaban,… aún hoy es difícil que el médico de atención primaria te atienda de forma presencial.

En la Administración pura y dura las cosas han ido incluso peor, porque a pesar de que se ha avanzado en atención telemática la población en general carece de formación o carece de medios para poder utilizarla. Muchos empleados públicos se quedaron en casa haciendo teletrabajo, el problema es que los expedientes en los que trabajaban no siempre estaban disponibles en formato digital, no todos tenían una línea de internet adecuada ni equipos en sus casas y por tanto lo que ha sucedido es que los plazos se han alargado, las resoluciones no han llegado porque no se ha tramitado.

En definitiva un auténtico desastre, no entendemos cómo en los centros de enseñanza el profesorado atendía diariamente a los alumnos, en muchos casos treinta en un aula con la sola protección de la mascarilla y el gel de manos, la distancia no se podía cumplir y las ventanas y puertas se mantenían abiertas para renovar el aire, el frio o el calor no importaba, mantas y poca ropa según el caso. En las demás administraciones: sanitaria, local, autonómica y estatal se trabajaba o mejor dicho se teletrabajaba o se dejaban las cosas sin terminar. Qué arriesgado es atender a una persona en una oficina, aunque se mantengan las distancias y se use mascarilla.

Crisis del campo y de la mar

Crisis del campo y de la mar, a los desastres en los campos como consecuencia del granizo y las tormentas unido a la falta de previsión de los agricultores que parecen no darse cuenta de que existen seguros, se les une la competencia desleal que para el sector de las frutas y hortalizas significa que se favorezcan la entrada en la Unión Europea de productos agrícolas a los que no se les exige lo mismo que a las producciones locales, de la costa mediterránea española.

Marruecos pone sus productos, conseguidos a un menor coste de mano de obra, en el centro de Europa sin que se les controle la utilización de productos, fitosanitarios y demás. Por ejemplo, el caso detectado en Alemania donde detectaron en pimiento de Marruecos el uso de productos perjudiciales para la salud que hizo se disparará una alerta sanitaria,(Rapid Alert System for Food and Feed, RASFF), el pasado 1 del presente mes, Es el cambio de productos agrícolas por maquinaria y armamento. Y eso también pasa con los otros países del norte de áfrica, hay que pagar bien para evitar en lo posible que las migraciones se incrementen, y es la amenaza que de forma continua utilizan Marruecos, Argelia, Libia, Turquía,…. Y ésto sin decir nada de los condicionamientos de la Organización Mundial de Comercio sobre las ayudas a nuestros agricultores y las obligaciones agroambientales cada vez mayores. La PAC está de nuevo en cambio y como siempre pensando en aumentar los requisitos relacionados con el medioambiente.

A lo anterior se une la pesca, ayer los puertos del mediterráneos cerraron y fueron a la huelga ante las limitaciones a la actividad que están poniendo sobre la mesa los responsables de pesca de la Comisión, que limita los días de actividad especialmente en el arrastre.

 

El futuro de la PAC.


El futuro de la PAC sigue sin decidirse, las negociaciones entre las instituciones de la UE han finalizado esta semana sin acuerdo para lo que regirá la agricultura en el periodo 2023-2027, y aunque el sector puede estar tranquilo ya que aún quedan dos campañas con el anterior régimen, la falta de concreción de lo que deparará el futuro influye en las decisiones que agricultores y empresas han de tomar.
Todo parece ir en torno a lo verde que debe ser la agricultura, la introducción de los llamados eco-esquemas, unas ayudas complementarias con el fin de cumplir prácticas beneficiosas para el medioambiente. ¿Serán el 20% como proponen los ministros o el 30% como quiere la eurocámara?. Otra cuestión sobre la mesa es la “dimensión social” que lo que pretende es que las ayudas las reciban aquellos que respetan los derechos laborales de los trabajadores. También algo importante para España son los “pagos redistribuivos” mediante los que se pretende apoyar a las pequeñas y medianas explotaciones.
Lo que teme el sector es que lo que pretende Bruselas es una transición radical hacía un modelo más verde con requisitos que se ven imposibles.
A todo ello habrá que unir las conclusiones del Consejo Económico y Social Europeo que indica que la PAC es insuficiente si se quiere luchar contra la despoblación, lo que significaría incrementar la parte que supone el Desarrollo Rural.

Crisis en la agricultura almeriense.

Almería, dicen que es la huerta de Europa, pero no acaba de dar noticias contradictorias. Esta semana se publicó la renta de cada uno de los municipios españoles y la sorpresa que nos llevamos muchos, los almerienses más, es encontrar a dos poblaciones de esta provincia entre las de menos renta: Níjar y Vícar. Algo curioso para los que sabemos que son precisamente esos términos municipales los que mayor número de hectáreas de invernadero tienen, con empresas o cooperativas muy potentes en la economía de la provincia, lo único que lo puede justificar es la economía sumergida, muy importante en la zona, con trabajadores con contratos ficticios o sin contrato y con los empresarios agrícolas no declarando ingresos, a parte de que los más ricos no suelen vivir en esos municipios sino que tienen sus residencias en Almería o en Roquetas de Mar.

La agricultura intensiva almeriense ha permitido a esta provincia, especialmente en las zonas donde se concentran los invernaderos, pasar las dos crisis sin demasiados contratiempos, son un sector esencial y sus productos alimentan a millones de personas no solo de España sino de Europa. Si vemos los precios de las viviendas podemos observar que en poblaciones como Aguadulce, Roquetas de Mar, Almería, Almerimar,… apenas han bajado los precios e incluso se han incrementado, a pesar de que que hay muchos edificios sin ocupar.

Pero no es oro todo lo que reluce, porque muchos son los problemas de los productores almerienses, en principio tienen unos productos que sufren por un lado la competencia de los países del norte de África, especialmente Marruecos, que no solo tienen costes menores, mano de obra muy barata, sino que se benefician de acuerdos especiales con la Unión Europea. Marruecos no solo recibe ayudas en metálico por contener la inmigración y por la lucha contra el integrismo islámico, sino que además tiene canales comerciales directos para introducir su producción en el continente europeo.

Por otro lado, encontramos a la Organización Mundial de Comercio, que fomenta la eliminación de las fronteras, y que se traduce en el hecho de que Europa se abra a la entrada de los productos agrícolas de los países en desarrollo, en la prohibición de las ayudas a la producción para los agricultores,… y a cambio las manufacturas europeas tienen libertad para venderse en esos países. Europa cambia automóviles, productos químicos y farmacéuticos,…. por productos agrícolas: tomates, judías, berenjenas, naranjas, sandías, melones,…. Y ¿ quienes son los mayores perjudicados?, pues los productores de frutas y hortalizas del sureste español, con mayores costes de producción, que ven como sus productos o no tienen precio o no pueden entrar en Europa porque allí están las producciones turcas, egipcias, marroquíes, del centro de África, e incluso de Sudamérica.

Rara es la campaña en la que el tomate baja de precio, o la sandia y el melón, segundas producciones de los invernaderos almerienses, son rentables para los agricultores. Hoy la prensa indica que se han tenido que destruir miles de kilos, o bien que se han dejado en el campo porque venderlos sería tener mayores pérdidas. Y estos últimos años estamos asistiendo al cambio del cultivo principal, abandonando el tomate e incrementando la superficie de pimiento o de calabacino. Almería sufre la presión y ha tenido que ir cambiando su producción, abandonó la habichuelilla por lo caro de la recolección manual, y ahora parece que está comenzando a producir menos tomate, sandía y melón, de hecho se está introduciendo un nuevo cultivo, el cannabis bajo plástico, el legal claro. Por otro lado los mecanismos establecidos por la PAC para afrontar crisis de precios, la retirada y destrucción de productos, son pequeñas e insuficiente para recuperar las pérdidas que sufren cuando los mercados se inundan de las producciones de terceros.

Ampliación de plazo de la Solicitud Única 2021. Andalucía.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha ampliado el plazo para la presentación de la Solicitud Única, mediante resolución en Boja de 4 de mayo de 2021.

Es algo casi normal en todas las campañas, y en ésta con la incertidumbre en la aplicación de la convergencia aún más. Aún hay manifestaciones de agricultores en las zonas donde consideran que esta convergencia les perjudica.

Resolución de 28 de abril de 2021, de la Dirección General de Ayudas Directas y
de Mercados, por la que se amplía el plazo de presentación de la solicitud única,
para el año 2021, establecido en el Real Decreto 1075/2014, de 19 de diciembre,
sobre la aplicación a partir de 2015 de los pagos directos a la agricultura y a la
ganadería y otros regímenes de ayuda, así como sobre la gestión y control de
los pagos directos y de los pagos al desarrollo rural.

Las cooperativas andaluzas animan a la protesta frente a la convergencia PAC

Algunas cooperativas andaluzas apoyan las manifestaciones de los agricultores ante la convergencia en las ayudas PAC, sirva de ejemplo este mensaje:

Buenas tardes,
Le informamos que mañana día 29 de Abril a las 11:00 está convocada una manifestación organizada por las asociaciones agrarias(COAG, UPA, ASAJA) y cooperativas agroalimentarias en contra de la convergencia de la PAC.
La salida será desde la cooperativa y transcurrirá por el pueblo de ……

Rogamos que asistan con sus vehículos agrícolas para realizar el recorrido del que se informará antes de la salida. Al terminar se leerá el manifiesto por el cual se realiza esta reivindicación en la cooperativa.
Ante la gravedad del asunto, le pedimos la máxima asistencia.

Gracias por su tiempo.

¿Realmente tienen sentido estas protestas?,… está claro que ver disminuidos los importes de las ayudas afecta negativamente, y quizá el ministerio no ha sabido explicarlo, pero puede que fuese más importante buscar canales que les permitan mejorar producciones y calidades, por ejemplo acciones parecidas a las de los Programas Operativos de Frutas y Hortalizas.

Ahí lo dejo